Pifostio (y otras palabras en busca de diccionario)

A menos de una semana del segundo aniversario de este Café, les invito a participar en un nuevo tema de conversación.

«Nadie sabe de verdad lo que es África hasta que no ha vivido —si es que vive para contarlo— una matata mingui, que es como se dice jaleo del carajo en lingala, o sea, en una de las lenguas locales que hablan allí. Cuando eso ocurre, lo que sale en la tele no sirve ni remotamente para hacerse idea. Cuando de verdad se monta un pifostio africano, o sea, una merienda de negros de color, y mis primos se ponen hasta arriba de cerveza, o de banga, o de lo que tengan a mano, …»
(Con ánimo de ofender. Arturo Pérez-Reverte).

«Pifostio»: un jaleo, un follón, un zipizape, un cacao, un cirio (pascual), un pitote, un pollo, un cisco, un tinglado, una buena, una pelotera, la marimorena, la gorda, la de Dios, la de San Quintín. Y seguro que muchos más sinónimos, más o menos cercanos y más o menos locales.

«Pifostio», un término muy coloquial, sigue sin hacerse hueco en el Diccionario de la lengua española, ni en otros principales diccionarios (ni en el DUE de María Moliner ni en el Clave). Tendremos que esperar a ver qué criterios acuerda la RAE y demás Academias en relación con el anunciado Diccionario —del que muchos supimos aquí gracias a esta entrada de Milord—.

«Pifostio» es una de esas palabras de uso habitual en uno o más países y que buscan desesperadamente diccionario donde albergarse y lucir como se merecen. ¿Les parece una buena idea abrir un diccionario de términos en busca de diccionario?

Como siempre, agradezco mucho cualquier comentario sobre este tema.

Autor: | 2017-06-26T22:32:51+00:00 08/04/17|Léxico general, RAE|27 Comentarios

27 Comentarios

  1. Blasita
    Blasita 28/06/2017 en 15:58

    Buenas tardes:

    Claro que lo apuntamos. Muchas gracias por ese otro neologismo, Milord.

    Mi idea era reunir exclusivamente palabras y expresiones que, a pesar de tener un uso relativamente extenso, no forman parte de ninguno de los principales diccionarios. Tras leer los comentarios de esta conversación, pensé que sería adecuado abrir este grupo para incluir vuestras sugerencias y, de este modo, la única condición que queda para entrar en la lista es que no aparezcan en el DLE. Dicho lo dicho, sí que me encantaría encontrar más “pifostios”, es decir, palabras o expresiones cuyo uso sea destacable y sin entrada actual en ninguno de los tres diccionarios que cito allí. Ahí lanzo el reto.

    Un saludo cordial para todos.

  2. Blasita
    Blasita 29/06/2017 en 21:17

    Ya estoy aquí de nuevo, solo un día después, porque hoy mismo el director de la RAE ha anunciado que el neologismo posverdad se incluirá en la próxima actualización del DLE.

    29.6.2017
    Conferencia en el Centro de Estudios Políticos
    Darío Villanueva: «El término posverdad entrará este año en el diccionario»
    • Aparecerá como neologismo en la versión en línea del DLE
    El término posverdad entrará en la próxima actualización del Diccionario de la lengua española (DLE), prevista para diciembre de 2017. Así lo ha anunciado hoy el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, durante la conferencia magistral titulada «Verdad, ficción, posverdad. Política y literatura», impartida en la clausura del Máster Universitario en Derecho Constitucional, que ofrecen conjuntamente el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales del Ministerio de la Presidencia y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

    Fuente: http://www.rae.es/noticias/dario-villanueva-el-termino-posverdad-entrara-este-ano-en-el-diccionario.

    Aunque ya no es apta para entrar en nuestra lista, me gustaría saber qué piensan sobre esta nueva “adquisición”. Post-truth ha encontrado sin gran problema “una traducción impecable” al español, aunque sin “guion en el medio” —palabras del Sr. Villanueva—.

  3. Robin 03/07/2017 en 09:15

    Buenos días:

    Muchas gracias, Blasita, por pasarnos esa noticia de la Real Academia respecto a la aceptación del neologismo posverdad. A eso se le llama diligencia informativa. 🙂

    Sobre esa palabra, mi modesta opinión a vuelapluma es la siguiente:

    La definición provisional de ese término, dada por el señor Villanueva, en lo que se refiere a la sustitución de lo objetivo por la apelación a las emociones, creencias o deseos del público, me recuerda a ciertas expresiones contenidas en la definición de demagogia que ofrecen distintos diccionarios:

    …halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos (DLE); …agradar o exaltar a las masas (DUE); …utilizando más la exaltación de los ánimos que los razonamientos (Clave); etc.

    Por lo tanto, es evidente que tanto posverdad como demagogia apuntan a un mismo fin: la manipulación de la mente del ciudadano a través de la manipulación de la realidad.

    En consecuencia, a mí me parece que para que la palabra posverdad diga algo nuevo –pues de lo contrario, ¿qué falta nos hace?– hay que introducir en su definición alguna referencia a la circunstancia que precisamente ha creado la necesidad de un nuevo vocablo, que no es otra cosa que la existencia de potentes sistemas de propaganda a alto nivel, con capacidad para respaldar prácticamente cualquier opinión.

    Pero mucho caso, oyes, no me hagáis pues. (Imitando a Karra).

    Un abrazo. 🙂

  4. Blasita
    Blasita 03/07/2017 en 18:32

    Muchas gracias por tu comentario, Robin. En mi opinión has dado en el blanco, y a la primera. Coincido en que demagogia cubriría lo básico de la definición del nuevo neologismo posverdad que aparece en esa página de noticias de la RAE y que sería necesario añadir algo a esta última, algo como lo que mencionas.

    Un abrazo.

  5. Blasita
    Blasita 16/07/2017 en 16:46

    Ya estoy aquí de nuevo.

    Esta mañana prontito he cogido la caña y he tenido la suerte de pescar un puro ejemplar del conjunto de derivados omitidos en los principales diccionarios. Tenía a tiro un pez gordo, un ejemplar del grupo de los gerundios ingleses (mentoring), pero he decido esperar y me las he arreglado para cazar su perfecto equivalente en español : mentoría (de mentor).

¿Y tú qué piensas? Escribe aquí tu comentario