Buenas noches.

Me atrevo a traeros esta consulta porque sé que ya me vais conociendo y podéis tranquilamente esperar cualquier cosa de mí, por rara que parezca.

Hoy va de refranes y de su corrección sintáctica. Le ha tocado a este, que generalmente veo que empieza por quien. Así lo recoge el refranero del CVC y mi enciclopedia Larousse de no sé cuántos tomos…

https://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ficha.aspx?Par=59342&Lng=0

Me parece que debería comenzar por la preposición a porque quien a buen árbol se arrima es una oración subordinada sustantiva con función de complemento directo (de persona) de cobija.
Si invirtiéramos los elementos de la oración completa, diríamos que la sombra cobija A quien a buen árbol se arrima, sin prescindir de la preposición¿Estamos ante un anacoluto?

Sin embargo, y creo que tiene la misma construcción que este, nos encontramos con que “A quien madruga, Dios le ayuda” sí lleva la preposición, como corresponde. Y todo el mundo lo dice bien; no he escuchado a nadie que diga Quien madruga, Dios le ayuda, ni tampoco lo he visto mal escrito.

¿Qué os parece?

Un abrazo.