Buenos días:

Desde hace algún tiempo se oyen frases construidas al estilo de esta que pongo como ejemplo:

En ese país no solo hay falta de libertad, que también, sino de los alimentos y medicinas necesarios para subsistir.

El caso es que a mí me suena bien, y no puede ser más clara la idea que se quiere transmitir, pero me queda la duda de que la inclusión de ese innecesario “que también” sea correcta.

En este tipo de frases (no sólo… sino) lo más importante suele ser la segunda parte, que es la que se quiere resaltar (de lo contrario se invertirían los términos), mientras que la primera, aun pudiendo ser importante también, queda menos patente.

Pienso que tal vez por ese motivo se introduce el “que también”, es decir, como recurso para que la primera afirmación no quede difuminada, incluso inadvertida.

En fin, ¿opináis que esta construcción es correcta? ¿No es una redundancia no recomendable? ¿Sería admisible en el lenguaje oral pero no en el escrito?

Saludos cordiales.