Muy buenas tardes.

He recibido una carta no circular de la empresa que nos pasa la factura del gas (no sé si es la misma que lo suministra) en la que se dirigen a mí como “estimado cliente”. Hasta aquí, bien.

Observo con cierto asombro que emplean el tuteo con toda normalidad, como podéis ver en estos ejemplos extraídos del texto:  “has realizado”, “tu cuenta”, “te hacemos llegar”,  “dedica”, “recuerda”, “debes enviarnos”, “que encontrarás”, “quedamos a tu disposición”, “desees realizar”.

La despedida es un “Atentamente” y la firma el Director de Mercado Hogares y Negocios (sic), con nombre y apellidos.

En el caso de que tuviera necesidad de hacer una consulta o dar respuesta a esta carta, me pregunto si sería apropiado dirigirme a este señor  tratándolo de tú, en justa correspondencia a la cercanía demostrada por su departamento.

Estimado Ricardo,

He recibido tu carta del día tal…

Querría saber vuestra opinión sobre esta costumbre de tuteo generalizado, y si observáis algo parecido allá donde estáis vosotros.

 

Un abrazo a todos