¿Qué tal, queridos blasigueros?

Quiero compartir con ustedes unas divertidas reflexiones y preguntas, algunas casi existenciales, que surgen cuando las palabras se combinan de ciertas formas y adquieren significados disparatados. He aquí algunas de ellas:

¿De qué estaba enfermo el jamón curado?

¿Un fantasma en chándal es un espíritu deportivo?

¿Una paloma comiendo palomitas sería canibalismo?

¿Los esquimales cuando se divorcian siempre es porque se ha enfriado la relación?

¿Por qué la Guardia Civil nos engaña a todas horas si en el furgón donde pone “Atestados” solo van dos personas?

¿Si una muchacha está en la discoteca Pachá y va a la barra a pedir sal de fruta, deja de estar en Pachá?

¿Si vas a comprar papel de regalo para regalarlo, te lo envuelven en el mismo papel?

¿Si van dos gatos por la calle con siete vidas cada uno, que hacen catorce, y los atropella un 4×4, que son dieciséis, mueren en el acto?

¿Si en una boda la mujer se casa de blanco porque es el día más feliz de su vida, por qué el hombre va de negro?

¿Si estás sin trabajo y esnifas cocaína en una oficina del paro, eso es meterse donde no te llaman?

¿Si el macho de la gallina es el pollo, el macho de la oca es el parchís?

Y para terminar: ¿Un negocio “Open 24 h”, tiene cerradura en su puerta?

En fin, señores, hagan lo posible para explicármelo porque estoy en un sinvivir.

Saludos para todos.