Buenos días:

Como yo nunca lo he celebrado, al levantarme esta mañana ni me acordaba de que hoy es el día de San Valentín. Pero al entrar ahora en internet para ver si en el Café había algún comentario, Google me lo recordó con su peculiar estilo.

Y ya que estaba en la red, me entró curiosidad por conocer el origen y la historia acerca de esta celebración (un asunto del que jamás me había preocupado), y me puse a leer la página correspondiente de Wikipedia, de la que transcribo algunos párrafos:

Es una festividad de origen cristiana que se celebra anualmente el 14 de febrero como conmemoración a las buenas obras realizada por San Valentín de Roma, que están relacionadas con el concepto universal de amor y la afectividad. Originado por la Iglesia Católica como contrapeso de las festividades paganas que se realizaban el el Imperio romano

En 1382, el escritor inglés Geoffrey Chaucer escribió un poema titulado ‘Parlamento de los Pájaros’ en el que se menciona por primera vez al Día de San Valentín como un día de festejo para los enamorados.

A partir del siglo XV, la celebración del día de San Valentín como día de los enamorados, se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña.

Y fijaos ahora en el salto:

En España, esta fiesta se empezó a celebrar a mediados del siglo XX con el motivo de incentivar la compra de regalos. A menudo se dice que esta fiesta la introdujo la cadena de grandes almacenes ‘Galerías Preciados’.

Y los japones, a su estilo, como siempre:

En Japón, […] el Día de San Valentín se celebra desde febrero de 1958, impulsado inicialmente por la compañía de chocolates ‘Morozoff’. Como particularidad, se destaca el hecho de que son las mujeres quienes regalan chocolates a los hombres, ya sean sus familiares, amigos o compañeros de trabajo.

En el año 1959 se estrenó la película española “El día de los enamorados”, en la que San Valentín –muy majo él, muy simpático y afable– aparece en Madrid para hacer de relator, perdón, de mediador en las relaciones de varias parejas, a fin de arreglar algunos desarreglos. Y a final, todos muy felices.

Pues nada más, si alguien quiere hacer algún comentario sobre esta celebración en España o en otros países, será bien recibido.

Un abrazo.