El Quijote – ¡No, sino + imperativo/subjuntivo…!

La expresión con la que vengo hoy es ya antigua. Me la he encontrado en la segunda parte del Quijote en repetidas ocasiones y siempre en boca de Sancho, lo que me hace pensar que podría ser un localismo de aquella época,   de la lengua coloquial o rústica, de la zona por donde transcurre  al principio la historia de nuestro caballero andante, pero se trata de un giro para el que no he logrado encontrar un equivalente en el español actual:

NO, SINO + SUBJUNTIVO, siempre entre signos de exclamación.

En la primera parte hay un “¡No, sino dormíos…!” que interpretan así en las notas aclaratorias de la versión del CVC: «‘ya me sabré espabilar’, ‘no me he de dormir’; la negación es potenciadora”».
He intentado reproducir ese sentido en las demás ocasiones, pero confieso que sin éxito alguno.

Capítulo V.
«—¿No te parece, animalia —prosiguió Sancho—, que será bien dar con mi cuerpo en algún gobierno provechoso que nos saque el pie del lodo? Y cásese a Mari Sancha con quien yo quisiere, y verás como te llaman a ti «doña Teresa Panza» y te sientas en la iglesia sobre alcatifa, almohadas y arambeles, a pesar y despecho de las hidalgas del pueblo. ¡No, sino estaos siempre en un ser, sin crecer ni menguar, como figura de paramento! Y en esto no hablemos más, que Sanchica ha de ser condesa, aunque tú más me digas».

Capítulo X.
«—No os fiéis en eso, Sancho, porque la gente manchega es tan colérica como honrada y no consiente cosquillas de nadie. Vive Dios que si os huele, que os mando mala ventura. — ¡Oxte, puto! ¡Allá darás, rayo! ¡No, sino ándeme yo buscando tres pies al gato por el gusto ajeno! Y más, que así será buscar a Dulcinea por el Toboso como a Marica por Ravena o al bachiller en Salamanca. ¡El diablo, el diablo me ha metido a mí en esto, que otro no!».

Capítulo XXI
«No medre yo si no son anillos de oro, y muy de oro, y empedrados con pelras blancas como una cuajada , que cada una debe de valer un ojo de la cara. ¡Oh, hideputa, y qué cabellos, que, si no son postizos, no los he visto más luengos ni más rubios en toda mi vida! ¡No, sino ponedla tacha en el brío y en el talle, y no la comparéis a una palma que se mueve cargada de racimos de dátiles, que lo mesmo parecen los dijes que trae pendientes de los cabellos y de la garganta! Juro en mi ánima que ella es una chapada moza, y que puede pasar por los bancos de Flandes».

Capítulo XXXII
«—Eso juro yo bien —dijo Sancho—: cuchillada le hubieran dado, que le abrieran de arriba abajo como una granada o como a un melón muy maduro. ¡Bonitos eran ellos para sufrir semejantes cosquillas! Para mi santiguada que tengo por cierto que si Reinaldos de Montalbán hubiera oído estas razones al hombrecito, tapaboca le hubiera dado, que no hablara más en tres años. ¡No, sino tomárase con ellos, y viera cómo escapaba de sus manos!».

 

«Cogióle la razón de la boca Sancho, y prosiguió diciendo:

¡No, sino lléguense a hacer burla del mostrenco, que así lo sufriré como ahora es de noche! Traigan aquí un peine, o lo que quisieren, y almohácenme estas barbas; y si sacaren dellas cosa que ofenda a la limpieza, que me trasquilen a cruces».

Aún podría poner más ejemplos, que los hay, pero creo que sería abusar de este espacio y de vosotros.

Solo os pido una lectura y que me hagáis saber qué diríais en cada ocasión en lugar de ese “¡No, sino + subjuntivo!” que me trae de cabeza.

Tomáoslo como otro juego más, porque realmente no es más que eso. No va a ir a ningún sitio, solo al baúl donde guardo las cosas que tendré que agradecer toda mi vida.

Autor: |2018-10-16T20:55:11+00:0011/10/18|Gramática, Literatura|10 Comentarios

10 Comments

  1. monic 12/10/2018 en 16:21

    ¡Hola Madri! Lo primero pedirte una aclaración que ya digo que si es una pregunta estúpida la ignores: ¿por qué los dos primeros verbos son imperativos, es que sólo preguntas sobre los de subjuntivo?
    Creo que lo que yo entendería sería en general “no hagas otra cosa, sino …”.
    ¡Saludos cordiales!

    • Madri
      Madri 12/10/2018 en 17:05

      Verás, Monic. Porque cuando una cosa se me mete en la cabeza, por muchas vueltas que le dé, ahí sigue con una fijeza que abruma; no me deja ver más allá. Mi intención no era decir *subjuntivo, sino IMPERATIVO, así que ya te puedes hacer idea de que cuanto acabo de decir es verdad. Con la de veces que he dicho y repetido lo de “subjuntivo”, ¡por Dios!, y no haber caído en la cuenta del error… Pa’ matarme.

      Menos mal que lo has visto enseguida y has estado al quite para sacarme del atolladero. Pero no veo la forma de corregirlo, así que no me queda más remedio que pedirle a Blasita que lo haga por mí. Blasi, lo siento. Ya sabes que soy un genio para darte que hacer…

      De todas formas, Monic, tu propuesta podría aplicarse en algunos casos, pero en otros creo que no. Eso es precisamente lo que me tiene bloqueada, que, a pesar de que siempre es la misma construcción (no, sino + IMPERATIVO), en el contexto no parece tener el mismo sentido. A no ser que se trate de una locución multiuso…

      Muchas gracias por todo.

  2. Madri
    Madri 13/10/2018 en 22:12

    Buenas noches, amigos todos:

    Vuelvo con este tema de Sancho, el “no, sino + imperativo”, porque me he dado cuenta de que, de todos los ejemplos que podría dar, solo hay uno que esté en subjuntivo: “¡No, sino tomárase con ellos, y viera cómo escapaba de sus manos!».

    Los demás, todos en imperativo.

    He hecho una búsqueda exhaustiva y he encontrado todos estos, además de los que puse ayer, en la segunda parte:

    ¡No, sino ándense a cada triquete conmigo a dime y direte! (Cap. 33).
    ¡No, sino pónganme el dedo en la boca, y verán si aprieto o no! (Cap. 34).
    ¡No, sino popen y calóñenme, que vendrán por lana y saldrán trasquilados! (Cap. 43).
    ¡No, sino haceos miel y paparos han moscas! (Cap. 49).
    ¡No, sino tómese conmigo la más pintada hidalga, que yo la pondré como nueva! (Cap. 50).
    ¡No, sino dormíos y no respondáis a las venturas y buenas dichas que están llamando a la puerta de vuestra casa! (Cap. 50).

    A estas alturas ya me conformo con que me digan que, como yo, piensan que Sancho hablaba muy raro… 🙂

    Un fuerte abrazo.

  3. Blasita
    Blasita 13/10/2018 en 23:42

    Buenas noches:

    Gracias por traer este tema tan interesante al Café, Madri.

    Estamos sufriendo algunos problemas de conexión en casa y voy a ser muy breve. En cuanto estos se solucionen, clarificaré o añadiré más datos si es aún pertinente.

    NO SINO. Expressión con que se da a entender que se tiene por mejor o por más cierto aquello de que se trata, que su contrario, o su contradictorio. Latín. Hoc agat quidem. CERV. Quix. tom. 2. cap. 34. Si Dios me ayuda, y llevo buena intención … gobernaré mejor que un Gerifalte: no sino pongamne el dedo en la boca, y verán si aprieto o no.

    Fuente: Diccionario de Autoridades (RAE: http://web.frl.es/DA.html).

    Un abrazo.

  4. monic 14/10/2018 en 16:22

    No pasa nada, Madri. 🙂 Por si te sirviera de consuelo yo también metí la pata al decir que sólo los dos primeros estaban en imperativo.
    Para mí en todos los ejemplos que das el “no, sino …” está relacionado con, diciéndolo de manera breve y directa, énfasis ¿La cita de Blasita aclara algo? Quizás podrías señalarnos algún ejemplo de los que citas que no te cuadra. Lo siento no poder ayudar más en este punto en el que estamos.

    ¡Saludos cordiales!

  5. Madri
    Madri 14/10/2018 en 18:57

    No hay como tener un buen equipo para que todo resulte mucho más fácil. Muchísimas gracias, Monic y Blasita, Blasita y Monic.

    Parece que ya vamos sacando algo en claro, porque el ejemplo que aporta Blasita en el Diccionario de Autoridades, todo un descubrimiento para mí, me ha traído a la mente nuestro actual “Y si no,…”[y si no (estáis conformes), y si no (os parece bien), haced tal cosa]. He estado probándolo en cada una de las frases de Sancho y me parece que encaja bastante bien; en unas mejor que en otras, eso sí, pero de forma aceptable en todas.

    La definición del diccionario, y lo siento, me habría dejado igual que estaba. No sé si te refieres a esto, Monic, con tu pregunta, sobre si aclara algo. Mi comprensión lectora a veces me juega estas pasaditas; sobre todo cuando va bloqueada de antemano.

    De todas formas, podemos comprobar que en todas las ocasiones en que aparece en el Quijote, edición de 1605 (que es la que ofrece la BNE), hay una coma entre ‘no’ y ‘sino’, detalle que aún me complicaba más el asunto.

    http://quijote.bne.es/libro.html

    ¿Por qué se suprime en el Diccionario? Vuelven a hacerlo en la entrada de “ajeno”, en que recurren también al Quijote.

    AJENO, NA. adj. Lo que no es próprio, lo que toca y pertenece à otro. Viene del Lat. Alienus, que significa esto mismo, por cuya razon se débe escribir con j, aunque mui comunmente se halla con g. Lat. Alienus. CERV. Quix. tom. 2. cap. 10. No sino ándeme yo buscando tres piés al gato por el gusto ajéno. FUENM. S. Pio V. Prol. Porque nadie puede disponer de lo ajéno.

    Y si no, seguid, por favor, dándome vuestras opiniones, que serán bien recibidas y agradecidas.

    Un fuerte abrazo.

  6. Robin 15/10/2018 en 12:39

    Buenos días:

    Yo creo que este tema daría para una tesis doctoral. ¡Uf! ¡Qué asunto tan complicado ha planteado Madri, madre mía!

    En realidad se trata de un tema muy interesante, no cabe duda, pero es bastante exigente porque no se pueden analizar las frases sin estudiar previamente el contexto. Y aun así no es fácil encontrar el sentido en cada caso o, más que encontrarlo, adivinarlo.

    Antes que nada, voy a numerar las frases para que sea más fácil referirme a ellas:

    1. ¡No, sino estaos siempre en un ser sin menguar y sin crecer como figura de paramento!
    2. No, sino ándeme yo buscando tres pies al gato por el gusto ajeno!
    3. ¡No, sino ponedla tacha en el brío y en el talle, y no la comparéis a una palma que se mueve cargada de racimos de dátiles,
    4. si Reinaldos de Montalbán hubiera oído estas razones al hombrecito, tapaboca le hubiera dado, que no hablara más en tres años. ¡No, sino tomárase con ellos, y viera cómo escapaba de sus manos!».
    5.¡No, sino lléguense a hacer burla del mostrenco, que así lo sufriré como ahora es de noche! Traigan aquí un peine, o lo que quisieren, y almohácenme estas barbas; y si sacaren dellas cosa que ofenda a la limpieza, que me trasquilen a cruces
    6. ¡No, sino ándense a cada triquete conmigo a dime y direte!
    7. ¡No, sino pónganme el dedo en la boca, y verán si aprieto o no!
    8. ¡No, sino popen y calóñenme, que vendrán por lana y saldrán trasquilados!
    9. ¡No, sino haceos miel y paparos han moscas!
    10. ¡No, sino tómese conmigo la más pintada hidalga, que yo la pondré como nueva!
    11. ¡No, sino dormíos y no respondáis a las venturas y buenas dichas que están llamando a la puerta de vuestra casa!

    ———-

    En la primera interpreto que dice algo así como Nada de quedarse estancadas, sin crecer ni menguar.

    La segunda y la tercera las entiendo de forma parecida: Nada de andarme yo buscando tres pies al gato, y Nada de ponerle tacha a su garbo, respectivamente.

    En la cuarta creo que el no, sino se podría sustituir por si no, como dice Madri: Y si no, que peleara con ellos y vería cómo escapaba el hombrecito.

    En la quinta, interpreto que Sancho no quiere que se mofen de él; por lo tanto el no, sino en esa frase podría ser un no, simplemente, u otra vez el nada: No hagan burla o Nada de hacer burla.

    En la sexta entiendo que el no valdría también: No se anden a cada momento con habladurías.

    En la séptima, octava, novena y décima tendría de nuevo sentido si no: Y si no, hagan tal cosa y verán las consecuencias.

    Y en la undécima creo que también el no sería adecuado: No os durmáis, que las dichas llaman a la puerta.
    —————–

    Deduzco que el sentido que le da el Diccionario de Autoridades a esta expresión («se da a entender que se tiene por mejor o por más cierto aquello de que se trata, que su contrario») o sea, el de es mejor / más vale, no sería aplicable a ninguno de los once ejemplos; en cambio, el sentido es mejor que no / más vale que no, sería apropiado en los casos en que yo he utilizado en no o el nada, (Más vale que no hagan burlas; Es mejor que no os durmáis; etc.) pero no lo sería en los que he interpretado (también Madri) el no, sino como si no.

    También cabe pensar que Sancho –que podría haber expresado esas ideas de forma más simple– ha recurrido a la repetida expresión para darles más énfasis, tal como apunta Monic.

    En fin, aquí lo dejo por el momento y me quedo con la sensación de que si todos los temas son más o menos discutibles, éste se lleva la palma. Si no, al tiempo.

    Un abrazo.

  7. Blasita
    Blasita 16/10/2018 en 20:38

    Buenas tardes:

    Tras mi primer comentario, un prólogo inacabado por fuerza mayor y resultó inútil, voy a por mi primer capítulo. Madri, estoy de acuerdo con Robin en que esta cuestión que nos planteas es controvertida y a la par fascinante.

    No creo que esos «no, sino» tengan un mismo equivalente en el español actual, y, así, pueden traducirse de manera distinta de una edición a otra o —si no recuerdo mal— incluso dejarse tal cual en alguna edición relativamente actual. Yo usaría la forma más adecuada de acuerdo con el contexto. Voy a copiar cómo aparecen las frases que has escrito, Madri, en la versión de Andrés Trapiello de Don Quijote de la Mancha, que creo que es una de las mejores puestas al castellano actual de esta obra (Ediciones Destino, 2015 y 2016):

    ¡Duérmete, y no tengas ingenio ni habilidad para disponer …!

    ¡Pero no, seguid igual, sin crecer ni menguar, como un pasmarote en un tapiza!

    ¡Como que voy a andarme yo buscando tres pies al gato por el gusto ajeno!

    ¡Y sí, sacadle defectos a su brío y a su talle, y no la comparéis …!

    ¡Que se enfrentara a ellos, y a ver cómo escapaba de sus manos!

    ¡No, lléguense a hacer burla de este mostrenco, que así lo sufriré como ahora es de noche!

    Y sobre todo, que nadie vaya por ahí a cada momento con dimes y diretes: …

    Y, si no, ¡pónganme el dedo en la boca, y verán si aprieto o no!

    Que me desprecien y calumnien, que vendrán por lana y volverán trasquilados, …

    Haceos miel y os comerán las moscas; …

    ¡Que se tome conmigo ahora la más pintada hidalga, que yo la pondré como nueva!

    ¡Y si no, dormíos y no respondáis a las venturas y buenas dichas que están llamando a la puerta de vuestra casa!

    Sobre el tema de la coma entre «no» y «sino» en la expresión que cité del Diccionario de Autoridades, podemos decir que esta sí aparece en subsiguientes diccionarios de la Academia. Como curiosidad, la expresión «No, sino» apareció por última vez en el DRAE de 2001; no hace tanto. En aquella época no solía haber demasiado consenso en temas de grafía y puntuación o el editor decidía bastantes veces sobre estos asuntos ante la permisión del autor. De esta forma, puede haber diferencias entre ediciones también en asuntos de puntuación.

    Un abrazo.

  8. Madri
    Madri 16/10/2018 en 23:43

    Cómo podría expresaros mi agradecimiento a todos. Cuando os presenté mi consulta, estaba segura de que teníais la solución y no me equivocada. Todo lo contrario, habéis sobrepasado mis expectativas. Me ha encantado saber la interpretación que ha hecho cada uno de vosotros y, además, Blasita nos ha traído un invitado de honor, el señor Trapiello, que nos ha dejado sin más que añadir.

    Qué cosa, y a lo mejor lo que voy a decir es una barbaridad, pero estas puestas al castellano actual, que sin duda son necesarias, para mí le quitan encanto a la esencia del Quijote. Es, no sé cómo explicarlo, como cuando ves una buena película en versión original y luego vuelves a verla doblada, que, aunque esté muy bien…, notas que falta algo.

    Si estaba entusiasmada con esta lectura (tardía por mi parte) del Quijote, lo que me queda por leer, que ya es poco, va a resultar una delicia. Presiento que me va a dar pena que se acabe.

    Muchísimas gracias de nuevo a todos: el mejor equipo que podía encontrar.

    Un abrazo muy fuerte.

  9. Blasita
    Blasita 17/10/2018 en 00:13

    Ay, querida Madri, a mí me pasa lo mismo; muchas veces me falta la esencia o el encanto del fantástico original en la versión modernizada o traducida de otro idioma. Aunque, claro, esto es lo que hace posible que personas que no leerían obras como el Quijote, se decidan a hacerlo.

    Muchísimas gracias a ti, Madri. Ole por tu lectura del Quijote original y gracias por compartir estas inquietudes con nosotros.

    Estoy de acuerdo con Trapiello, aunque hay casos en los que yo lo hubiera escrito de distinta manera. Creo que lo importante es quedarse con el sentido original en el contexto y disfrutarlo. ¿Tendrá alguien alguna pregunta, comentario o aportación sobre este tema de Madri u otra interpretación de los ejemplos que nos ha propuesto?

Cualquier aportación u opinión sobre este tema es bienvenido y agradecido. Escriba aquí su comentario