Epigramas caseros

Buenas tardes:

Para que tengáis dos temas en que pensar, los capitonyms y los epigramas, he aquí una nueva entrada. Espero que os guste y que en ella participen muchos blasiteros.

El hecho de incorporar el adjetivo casero al título tiene su explicación, pero antes vamos a ver la acepción de epigrama que corresponde a este caso:

DLE.
epigrama
2. m. T. lit. Composición poética breve en que, con precisión y agudeza, se expresa un motivo por lo común festivo o satírico. Era u. t. c. f.

Entonces, se trata de elegir algo o a alguien y tirarle algún dardo, pero que no sea mortal: solo para magullar cordialmente 🙂 , y sin mencionar su nombre. No obstante, el epigrama también puede ser elogioso, aunque actualmente no creo que sea muy común (no está el horno…).

El adjetivo casero viene bien porque de algún modo disculpa el que los epigramas (al menos los que yo presento) estén faltos de la agudeza requerida por definición 🙂 . Por lo tanto, casero es como un salvoconducto. Además, esto para nosotros es solo un juego más de pensar para charlar en el Café.

Y como la idea ha sido mía, estoy obligado a mojarme el primero. A ver cómo sale esta nueva aventura.

1.
Respetable dirigente:
proceda con gran cuidado.
No sea tan timorato
como aquel antecedente
–artesano del calzado–
que nos dejó sin zapatos.

—-

2.
Respetable ex dirigente:
ha jugado bien sus cartas
y ha ganado algunas manos
pero, lamentablemente,
en el circo que mandaba
le crecieron los enanos.

—-

3.
Respetable dirigente
que aglutina a algunas masas
de indigentes, con promesas:
me ha hecho sentirme indecente
y llenarme de vergüenza,
pues hay quien no tiene casa,
y yo un gran chalé en la sierra.

—-

4.
Cuando náuseas alguien tenga
sepa bien que es preferible
cuanto antes arrojar.

Tómese un producto, venga,
pero si eso no es posible
porque no le quede ya,
ponga el canal quinto y vea
al Hermano ese, insufrible:
es vomitivo brutal.

—–

5.
En lo del fútbol, qué corte.
La selección nacional
de este popular deporte
fue hasta el Este a ganar,
y en el Este perdió el Norte.

—–

6.
Nos va a decir la razón
de que nos hayan vencido,
el detective Colombo:
«No es que algún buen jugador
faltase en esos partidos,
¡es que faltaba el del bombo!».

—–

Ánimo, chicos. Un abrazo.

Lista de los epigramas aportados en comentarios. Pinche en un número para ir al epigrama correspondiente.

7. (Robin)
8. (Robin)
9. (Blasita)
10. (Monic)
11. (Madri)
12. (Robin)
13. (Robin)
14. (Robin)
15. (Robin)
16. (Robin)
17. (Robin)
18. (Robin)
19. (Robin)
20. (Robin)
21. (Robin). No en esta página, sino en el Rincón para participantes.
22. (Robin)
23. (Robin)
24. (Blasita)
25. (Blasita)
26. (Robin)
Autor: |2018-10-03T19:26:52+00:0003/07/18|Cultura, Epigramas, Literatura, Poesía, Sociedad|24 Comentarios

24 Comments

  1. Robin 03/10/2018 en 13:02

    Buenos días:

    Eso, eso: que no decaiga.
    —–

    ¿El sacrosanto derecho?

    26.

    Respetables dirigentes:
    no enarbolen el ‘derecho’
    de poderse declarar
    como pueblo independiente,
    buscando sólo el provecho
    de un arca más sustancial,
    pues en tal caso, otra gente
    –que ahora está en su mismo techo–
    después podría plantear
    que existiera un precedente
    para conseguir un hecho:
    el poderse separar
    de ustedes, ya independientes,
    por sentirse insatisfechos,
    y de ese modo instaurar
    otra fracción insurgente
    que busca más privilegios.

    No lo podrían vetar,
    respetables dirigentes,
    porque es el mismo ‘derecho’
    (¡el ‘sacrosanto derecho’!)
    que invocaran en su plan.

    Y así… sucesivamente*.
    ———

    * Per aquest procediment
    –que busca omplir la butxaca–
    es podrien segregar
    sense cap inconvenient,
    una zona, una comarca,
    un poblet, una ciutat,
    qualsevol terratinent
    o el mateix Camp Nou del Barça.

  2. Blasita
    Blasita 25/10/2018 en 23:04

    Buenas noches:

    Cuánta verdad puesta de la manera elegante a la que nos tienes acostumbrados, Robin.

    Cambio de tercio con una corta serie de pareados:

    27.

    Te entiendo perfectamente, joven de hoy,
    vivir sin trabajar y como un playboy.

    La generación anterior no supo
    llegar a la perfección de tu grupo.

    Seguimos trabajando para ti
    para que llegues a ministro, titi.

    La culpa no es vuestra, ni mucho menos,
    sino nuestra por mimaros, hermanos.

    Moraleja:

    Dicen: juventud, divino tesoro,
    y no saben que la vejez es oro.

    Anhelo:

    Deberíamos nacer como ancianos
    y morir como jóvenes y sanos.
    (Eso dice una sabia amiga mía).

    Que estén todos muy bien. Un cordial saludo.

Cualquier aportación u opinión sobre este tema es bienvenido y agradecido. Escriba aquí su comentario