Caída de letras

Buenos días:

He pensado que además de jugar con las palabras a través de charadas, películas, etc., podríamos hacerlo de una forma mucho más sencilla, a fin de que también pudieran intervenir de vez en cuando los blasiteros que tienen menos tiempo libre para visitar el Café, ya sea solucionando casos puntuales o creándolos.

El juego que propongo no puede ser más simple porque se trata de descubrir dos palabras con las pistas que se dan, pero con la particularidad de que la primera de ellas, tras quitarle una letra, ha de coincidir con la segunda. Veamos unos ejemplos:

–Hay una especia que cuando pierde una letra da lugar a una catátrofe.

–Era elegante y gallardo pero perdió una letra y se transformó en un perro.

–Un religioso con cierto rango perdió una letra y lo dejaron más que tonsurado.

(No doy las soluciones hasta el final por si alguien desea sacarlas por su cuenta).

Y como todo juego, este tiene unas reglas que hay que observar, aunque son muy simples:

1.ª Las palabras han de tener como mínimo tres sílabas (puesto que con menos se podrían dar casos con varias soluciones).

2.ª Tienen que ser palabras que figuren en el DLE pero sin marcas, es decir, que no sean pocos usadas o localismos o términos que solo se utilicen en América Latina.

3.ª No son válidos los aumentativos ni los diminutivos (por ejemplo, no valdría el tándem monitor / monito).

4.ª Las formas verbales admitidas son el infinitivo y el participio (por ejemplo, no valdría la pareja taparan / tápara).

5.ª La poda será sólo de una letra, y ésta podrá ser inicial, intermedia o final.

6.ª Hay total libertad para acentos y tildes (vide ejemplo de condición 4.ª).

7.ª y otras: Las que decidamos entre todos más adelante, si hubiera lugar (si eso, que dicen ahora).

Tal vez sería conveniente que se diera el nombre de la letra que desaparece (en el primer caso, por ejemplo, sería la n), con objeto de facilitar algo más la búsqueda. Otra forma de dar facilidades sería la de indicar la posición de la letra que se cae (en el primer caso sería la letra final). En fin, estos pormenores los podemos ajustar entre todos más adelante.

No obstante, como hemos dicho en otras ocasiones, el grado de dificultad para resolver enigmas depende de la mayor o menor claridad que quiera el autor dar a las pistas (para que no falten ejemplos: la n.º 5 de las que expongo a continuación resultaría más fácil si en vez de “órgano del cuerpo” dijese directamente “ojo”), PERO –y también lo hemos comentado en otra ocasión– tampoco conviene que resulten demasiado facilonas.
—–

Venga, no se hable más y empecemos con esta media docenita para abrir boca:

1.- Era un cetáceo de cinco metros pero perdió una letra y se convirtió en un recipiente de cocina.

2.- Eran unas regiones españolas que al perder una letra se hicieron fragmentos puntiagudos.

3.- Era un círculo de la Tierra que perdió una letra y acabó en algo trivial o manido.

4.- Empezó como almacén pero perdió una letra y terminó siendo un lugar de muchos anfibios.

5.- Era una necia que perdió una letra y se convirtió en una membrana de un órgano corporal.

6.- Cuentan que una ciudadana de la región del Véneto por perder una letra tuvo que pasar por un control.
—-

Espero vuestras opiniones
y, si eso, vuestras soluciones.
Sin olvidar las creaciones. 🙂

Un abrazo.

Resultados de los tres ejemplos:

–Estragón / estrago.
–Galano / alano.
–Prelado / pelado
.

Lista de las «caídas de letras» aportadas en comentarios. Pinche en un número para ir a la «caída de letras» correspondiente.

7. (Blasita)
8. (Madri)
9. (Madri)
10. (Madri)
11. (Madri)
12. (Madri)
13. (Madri)
14. (Robin)
15. (Robin)
16. (Robin)
17. (Robin)
18. (Robin)
19. (Robin)
20. (Madri)
21. (Robin)
22. (Robin)
23. (Robin)
24. (Blasita)
25. (Blasita)

26. (Robin)
27. (Robin)
28. (Monic)
29. (Madri)
30. (Robin)
30 bis. (Robin)
31. (Madri)
32. (Madri)
33. (Robin)
34. (Robin)
35. (Robin)
36. (Madri)
37. (Madri)
38. (Robin)
39. (Robin)
40. (Robin)
41. (Robin)

137 Comments

  1. Madri
    Madri 23/12/2018 en 00:20

    https://twitter.com/Fundeu/status/1041636522401910784

    El plural de «gnomon» sería «gnomones».

    Se les olvidó la tilde y rectificaron:

    Sí, disculpa, se nos escapó la tilde.

    Me pregunto por qué ‘sería’ y no ‘es’.

    Un abrazo.

  2. Robin 23/12/2018 en 18:11

    Buenas tardes:

    Gracias, Blasita, por tu opinión y tu gestión bajo coacción 🙂 … amistosa.

    Espero que el cierre del sistema de consultas a la Academia sea sólo por unos días, como dices, y en esto no tenga nada que ver el cambio de director. Vamos, no creo.

    Un abrazo.

  3. Blasita
    Blasita 24/12/2018 en 17:43

    Buenas tardes:

    La RAE vuelve por Navidad para responder a nuestra consulta:

    De acuerdo con las reglas de la morfología del español, el sustantivo gnomon forma su plural añadiendo la terminación -es. Puesto que se trata de una palabra llana ([nó.mon]), al añadir una sílaba, pasa a ser esdrújula manteniendo el acento en la misma sílaba: gnómones ([nó.mo.nes]).

    Este término no se ajusta a los supuestos en que los sustantivos quedan invariables en plural, como puede comprobar consultando el artículo PLURAL que se incluye en el Diccionario panhispánico de dudas (RAE y ASALE, 2005).

    Se tienen que referir a este apartado del artículo Plural del DPD:

    g) Sustantivos y adjetivos terminados en -l, -r, -n, -d, -z, -j. Si no van precedidas de otra consonante (→ j), forman el plural con -es: dócil, pl. dóciles; color, pl. colores; pan, pl. panes; césped, pl. céspedes; cáliz, pl. cálices; reloj, pl. relojes. Los extranjerismos que terminen en estas consonantes deben seguir esta misma regla: píxel, pl. píxeles; máster, pl. másteres; pin, pl. pines; interfaz, pl. interfaces; sij, pl. sijes. Son excepción las palabras esdrújulas, que permanecen invariables en plural: polisíndeton, pl. (los) polisíndeton; trávelin, pl. (los) trávelin; cáterin, pl. (los) cáterin. Excepcionalmente, el plural de hipérbaton es hipérbatos.

    A ver si esto arregla el “sería” de la Fundéu que menciona Madri.

    Feliz Nochebuena. Un abrazo.

  4. Robin 26/12/2018 en 10:12

    Buenos días:

    Muchas gracias de nuevo, Blasita. No has parado hasta conseguirlo. 🙂

    Sobre este asunto de los plurales estaba yo pensando lo siguiente: Hay diccionarios de lengua española que –como el utilizado días atrás por Madri– indican después de la definición la forma que toma el plural de ese sustantivo, adjetivo, etc. Pero, como se sabe, los principales diccionarios no tienen esa “atención con los clientes” casi nunca, por lo que éstos en caso de duda se ven obligados a recurrir a otros medios (léase gestiones de Blasita 🙂 ) para despejarla.

    No voy a proponer que en la nueva edición del DLE se indiquen los plurales de todas y cada una de las palabras que lo tienen, no (por innecesario en su mayoría), pero sí que en esos casos que se consideren inciertos, se echase una manita al usuario de un modo tan sencillo y eficaz como este:

    DLE:
    lied
    Voz al.
    «1. m. Mús. Canción característica del Romanticismo alemán, escrita para voz y piano, y cuya letra es un poema lírico. Los lieder de Shubert».

    Es decir, con un ejemplo en plural simplemente, como el que ahora voy yo a añadir a esta definición:

    DLE:
    gnomon
    Tb. nomon.
    Del lat. gnomon, y este del gr. γνώμων gnṓmōn.
    «1. m. Indicador de las horas en los relojes solares más comunes, frecuentemente en forma de varilla». La inclinación de los gnómones depende de su ubicación.

    ¿Qué trabajo les hubiera costado?

    Un abrazo. 🙂

Cualquier aportación u opinión sobre este tema es bienvenido y agradecido. Escriba aquí su comentario