Caída de letras

Buenos días:

He pensado que además de jugar con las palabras a través de charadas, películas, etc., podríamos hacerlo de una forma mucho más sencilla, a fin de que también pudieran intervenir de vez en cuando los blasiteros que tienen menos tiempo libre para visitar el Café, ya sea solucionando casos puntuales o creándolos.

El juego que propongo no puede ser más simple porque se trata de descubrir dos palabras con las pistas que se dan, pero con la particularidad de que la primera de ellas, tras quitarle una letra, ha de coincidir con la segunda. Veamos unos ejemplos:

–Hay una especia que cuando pierde una letra da lugar a una catátrofe.

–Era elegante y gallardo pero perdió una letra y se transformó en un perro.

–Un religioso con cierto rango perdió una letra y lo dejaron más que tonsurado.

(No doy las soluciones hasta el final por si alguien desea sacarlas por su cuenta).

Y como todo juego, este tiene unas reglas que hay que observar, aunque son muy simples:

1.ª Las palabras han de tener como mínimo tres sílabas (puesto que con menos se podrían dar casos con varias soluciones).

2.ª Tienen que ser palabras que figuren en el DLE pero sin marcas, es decir, que no sean pocos usadas o localismos o términos que solo se utilicen en América Latina.

3.ª No son válidos los aumentativos ni los diminutivos (por ejemplo, no valdría el tándem monitor / monito).

4.ª Las formas verbales admitidas son el infinitivo y el participio (por ejemplo, no valdría la pareja taparan / tápara).

5.ª La poda será sólo de una letra, y ésta podrá ser inicial, intermedia o final.

6.ª Hay total libertad para acentos y tildes (vide ejemplo de condición 4.ª).

7.ª y otras: Las que decidamos entre todos más adelante, si hubiera lugar (si eso, que dicen ahora).

Tal vez sería conveniente que se diera el nombre de la letra que desaparece (en el primer caso, por ejemplo, sería la n), con objeto de facilitar algo más la búsqueda. Otra forma de dar facilidades sería la de indicar la posición de la letra que se cae (en el primer caso sería la letra final). En fin, estos pormenores los podemos ajustar entre todos más adelante.

No obstante, como hemos dicho en otras ocasiones, el grado de dificultad para resolver enigmas depende de la mayor o menor claridad que quiera el autor dar a las pistas (para que no falten ejemplos: la n.º 5 de las que expongo a continuación resultaría más fácil si en vez de “órgano del cuerpo” dijese directamente “ojo”), PERO –y también lo hemos comentado en otra ocasión– tampoco conviene que resulten demasiado facilonas.
—–

Venga, no se hable más y empecemos con esta media docenita para abrir boca:

1.- Era un cetáceo de cinco metros pero perdió una letra y se convirtió en un recipiente de cocina.

2.- Eran unas regiones españolas que al perder una letra se hicieron fragmentos puntiagudos.

3.- Era un círculo de la Tierra que perdió una letra y acabó en algo trivial o manido.

4.- Empezó como almacén pero perdió una letra y terminó siendo un lugar de muchos anfibios.

5.- Era una necia que perdió una letra y se convirtió en una membrana de un órgano corporal.

6.- Cuentan que una ciudadana de la región del Véneto por perder una letra tuvo que pasar por un control.
—-

Espero vuestras opiniones
y, si eso, vuestras soluciones.
Sin olvidar las creaciones. 🙂

Un abrazo.

Resultados de los tres ejemplos:

–Estragón / estrago.
–Galano / alano.
–Prelado / pelado
.

Lista de las «caídas de letras» aportadas en comentarios. Pinche en un número para ir a la «caída de letras» correspondiente.

7. (Blasita)
8. (Madri)
9. (Madri)
10. (Madri)
11. (Madri)
12. (Madri)
13. (Madri)
14. (Robin)
15. (Robin)
16. (Robin)
17. (Robin)
18. (Robin)
19. (Robin)
20. (Madri)
21. (Robin)
22. (Robin)
23. (Robin)
24. (Blasita)
25. (Blasita)

26. (Robin)
27. (Robin)
28. (Monic)
29. (Madri)
30. (Robin)
30 bis. (Robin)
31. (Madri)
32. (Madri)
33. (Robin)
34. (Robin)
35. (Robin)
36. (Madri)
37. (Madri)
38. (Robin)
39. (Robin)
40. (Robin)

Autor: |2018-12-14T14:03:00+00:0017/08/18|Adivinanzas para pensar, Caída de letras, Juegos, Léxico|130 Comentarios

130 Comments

  1. monic 17/08/2018 en 12:05

    Hola. ¡Me encanta, Robin! ¡Gracias por esta nuevo juego de palabras! Estoy en el trabajo y sólo me ha dado tiempo a leerlo rápido. ¿Trópico-tópico la nº 3?
    Hasta luego. Saludos cordiales

  2. Madri
    Madri 17/08/2018 en 15:34

    Muy buenas tardes a todos.

    Voy a estrenarme en este nuevo entretenimiento. Nuevo por partida doble: en el café y en mí, porque nunca se me había planteado algo así.

    Me gusta mucho, porque por lo menos he encontrado algo que he podido resolver, o eso creo. 😉

    El *3:

    *Línea de la Tierra = Trópico. Pierde la ‘r’ y se convierte en “tópico”, algo trivial y manido. (Uy, veo que se ha adelantado Monic, me alegro).

    El *4*:

    El “granero” que se convirtió en “ranero”.

    El 1:

    “Calderón”, el cetáceo que pierde la n y se convierte en “caldero”.

    El 5:

    La “cretina” a la que se le cayó la c inicial y se quedó en “retina”, la membrana del ojo.

    El 2:

    Las “Castillas” que dieron las “astillas”.

    Menuda tournée me he dado por la geografía española buscando regiones “regionales” :-). He pasado por las Bardenas, las Hurdes, los Monegros, Tabernas…, hasta por la Alcarria he pasado.

    Qué buena la 6, Robin! Me había estancado en Venecia, pero no lo lamento. Me ha servido para hacer una incursión virtual en sus bellísimos rincones. Por un rato he dejado volar a mi imaginación.

    Una “paduana” (de Padua) que perdió la p y tuvo que pasar la “aduana”, como cualquiera.

    Me disculpo por haber asaltado sin miramiento esta primera “caída de letras”, no he podido resistirme.

  3. Robin 17/08/2018 en 19:44

    Buenas tardes:

    Como no estaba seguro de que fuera una buena idea, lo primero que voy a hacer es dar las gracias a nuestra directora, Blasita, por dar luz verde a esta propuesta, así como a Monic y a Madri por acogerla sin pestañear. 🙂

    Y enseguida felicitar a Monic por descubrir la n.º 3… ¡a hurtadillas!, ja ja, que tiene su dificultad, y a Madri por resolver la media docena propuesta, que también tiene su dificultad porque ha tenido que escribir a bordo de una góndola. 🙂

    Bien, pues espero que os animéis a enviar nuevos casos de este tipo al Café para que, entre entradas y comentarios de críticas a la Academia, je, juguemos a esto durante un tiempecito.

    Abrazos.

  4. Blasita
    Blasita 18/08/2018 en 21:31

    Buenas noches:

    Muchas gracias a ti, Robin, por compartir con nosotros esta otra genialidad tuya.

    Voy a proponer la número siete, que creo que no va a ser nada difícil. A ver se animan los demás.

    7.

    Era una fuente de agua que perdió una letra y se convirtió en un mes del año.

    Saludito.

    • Madri
      Madri 19/08/2018 en 17:04

      Me estoy aprovechando de que tenemos al personal de vacaciones. Y, además, porque, como los críos, ¡yo primero, yo primero!

      Pero no. Me voy a aguantar las ganas.

      Aprovecho para mandaros un abrazote a todos.

      Y, de paso, os dejo la número 8.

      8.

      Érase una vez una mala persona que dejó caer una de sus letras, la primera, y se convirtió en algo mitológico.

      Y la 9.

      9.

      Y siguiendo la línea de los malos, estos perdieron también una letra y, además, se quedaron la mar de anchos.

      No hay 9 sin 10.

      10.

      Empezó como un lugar al que iba a parar cualquier cosa, hasta que perdió una letra y salió de allí un repartidor de papeles.

  5. monic 20/08/2018 en 15:12

    Buenas. Tengo una pregunta para la 7 de Blasi, ¿es un nombre de una fuente en concreto?
    Al leer la 10 de Madri pienso en cajón, ¿cajón que sale como cajo?

    ¡Saludos!

    • Blasita
      Blasita 21/08/2018 en 14:58

      Hola, Monic:

      La primera palabra es un nombre común que, entre otras cosas, es un manantial de agua. También es la primera persona del singular del presente de indicativo de un verbo que puede ser sinónimo de “reverenciar”.

      Las de Madri son de lujo, pero yo estoy perdida con todas. 🙁

      Un abrazo.

      • monic 22/08/2018 en 17:00

        El dirae me lo ha chivado, tendrá que ser venero. Abrazos

        • Blasita
          Blasita 24/08/2018 en 11:26

          ¡Muy bien, Monic! Esa era la 7: venero. ¿Os acordáis de la frase que decía la profesora de baile en Fame (Buscáis la fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor.)? Pues yo la aplicaría a las “caídas de letras” de Madri y Robin, cambiando “fama” por “soluciones” y “sudor” por “sangre, sudor y lágrimas”. 😀

          Gracias por estar ahí. Buen día para todos.

  6. Robin 20/08/2018 en 18:59

    Hola, Monic:

    Tengo que decirte, para que no pierdas tiempo por ese camino, que las palabras buscadas (y que no hay forma de encontrar, ja ja) han de tener al menos tres sílabas, ¿de acuerdo, chica?

    Te veo esta vez un poco perdida, pero consuélate porque ya somos dos 🙂 . Bueno, la 7 y la 8 las tengo, pero con la 9 no sé qué hacer porque he hecho una lista de 36 sinónimos de “malo” y ninguno encaja: desesperante, oye. Bueno, al menos he dado con una palabra desconocida, que la define así el DLE: «ganforro: 1. adj. coloq. Bribón, picarón o de mal vivir. U. t. c. s.». La 10 no la he tanteado todavía, pero me da la impresión de que también va a ser dura de pelar. Esta Madri… 🙂

    Un abrazo a ti y a todos.

    (Que no se entere nadie: en la definición de ganforro tienes una pista para la 8).

    • monic 22/08/2018 en 17:29

      ¡Gracias Robin! Olvidé la regla de las tres sílabas. Seguro que ya tienes todas las que quedan … Abrazos.

  7. Madri
    Madri 20/08/2018 en 20:10

    Ganforro, ¡vaya palabro!, abrir el diccionario da más sorpresas que una caja de bombones…

  8. Madri
    Madri 21/08/2018 en 17:52

    Mirad qué número más bonito, el 11.

    11.

    Había una vez una planta que tenía unas florecillas púrpura preciosas y se entendía muy bien con media Europa, pero llegó un día en que perdió una letra y se puso a soplar, a soplar… e hizo las delicias de mucha más gente.

  9. Robin 24/08/2018 en 14:07

    A quien corresponda: 🙂

    Aquí, 24 de agosto de 2018.

    Ilma. Sra.:

    El colectivo de blasiteros tiene a bien dirigirse a V. I. para solicitarle respetuosamente la información adicional necesaria para resolver las denominadas “Caídas de letras” números 9, 10 y 11, a fin de que después de varios días sin dormir, sin trabajar y casi sin comer por tener que pensar en ellas, podamos volver a ser lo que éramos antes de que a Robin se le ocurriese semejante tortura mental.

    Es gracia…
    —-

    N. B.:
    No se necesita información adicional de la n.º 8 porque está muy clarita en la definición de ganforro: sólo hay que afeitar el adjetivo adecuado.

  10. monic 24/08/2018 en 19:52

    La 8 parece estar muy clara pero yo no sé si será “ganforra y “ánfora”. Sería quitar una erre de la erre doble también.

    • Madri
      Madri 25/08/2018 en 00:08

      Mis pistas van a ser menos jugosas que las de Robin, pero espero que os ayuden a seguir pensando… Pero nada de dejar de comer y de dormir, que estáis creciendo.

      De ese algo mitológico que se habla diré que se refiere a un personaje que llegó a volar tratando de huir de allá donde estaba retenido junto a su padre, un famoso constructor o arquitecto. Pero se acercó tanto al sol que la cera con que había juntado las plumas de sus alas se derritió y fue a dar con su cuerpo en tierra, un lugar que ahora lleva su nombre.
      Monic, en cuanto des con este personaje, habrás resuelto ‘la caída’ 8.

      Para que Robin pueda volver a su vida plácida antes de que se le acaben las vacaciones y por lo que respecta a la 9, tengo que hacer pública confesión de haber usado una triquiñuela para salvar el obstáculo que me generaba la regla de las tres sílabas. He puesto la palabra en plural, por eso hablo de “los malos” . La letra que se pierde es la primera y, además muda. Tan anchos, tan anchos que hasta repolludos parecen.

      La 10 encierra un lugar que tiene en las afueras cualquier ciudad más o menos importante . Como importantes son los papeles que distribuye el repartidor.

      La 11 es muy sencillita, insignificante, como que se usa a pizcas. Os parecerá una tontería cuando os diga que la segunda palabra obtenida es un instrumento lleno de tubos. Los hay de mediano tamaño, pero también tan enormes como para ocupar casi un edificio y pesar más de doscientas ochenta toneladas. Un monstruo soplando, vamos.

      Un abrazo a todos.

Cualquier aportación u opinión sobre este tema es bienvenido y agradecido. Escriba aquí su comentario