¿Errores lingüísticos de personas instruidas?

Buenas tardes:

No es frecuente que las personas a las que denominamos cultas en un sentido amplio del término cometan faltas en sus manifestaciones escritas u orales, salvo que se trate de algún error puntual y, desde luego, involuntario.

Aun así, he podido observar que existe un mal uso moderadamente extendido de algunas palabras por parte de personas instruidas, tanto en el leguaje escrito como en el oral, y del que voy a citar por el momento dos casos:

1.- La palabra espécimen se emplea alguna vez que otra sin su acento, tanto el gráfico como el prosódico, según el caso. Ya me referí en una ocasión a este término en el Café Blasita, y recuerdo que dije habérselo oído pronunciar mal a un político que ocupaba un puesto relevante, por poner un solo ejemplo.

La Academia cita este vocablo en su DPD, lo cual es señal evidente de que sabe que existe esa desacertada práctica en personas de “altura”, extremo que rechaza, sí, aunque lo justifica en cierto modo como si se tratara de la tosferina (ya conocemos por otros casos el “buenismo” del DPD):

«espécimen.‘Muestra o ejemplar’. Es voz esdrújula. En plural, el acento prosódico cambia de lugar: especímenes (no espécimenes). Por contagio del plural especímenes, en el que es tónica la i, se usa con frecuencia en singular la forma llana especimen [espesímen, espezímen], no admitida en la norma culta».

2.- Otra palabra que está en este caso –más importante que el anterior, por ser un término más usual– es resurrección, que muchos escriben y pronuncian resurección.

Precisamente, lo que me ha movido a escribir este comentario ha sido el hecho casual de haberla oído ayer mal pronunciada públicamente dos veces y por personas distintas: una de ellas, en una emisión matinal de radio, dicha por un conocido periodista; y la otra, en una ceremonia a la que tuve que asistir por la tarde, dicha por un sacerdote.

La Academia cita, a través del CORDE, ocho obras en las que se ha escrito resurección* (una de ellas, de la inconmensurable Emilia Pardo Bazán, y cuatro obras en el CREA (entre ellas, una de la galardonada Carmen Martín Gaite.

Añado el dato de que todos los diccionarios de la Real Academia (desde el de 1780 hasta el actual) registran la palabra resurrección con dos erres intermedias. No podía ser de otro modo porque proviene de la palabra latina resurrectio.

Y en cuanto a su utilización en “todos los niveles”, Google nos ofrece unas 300.000 páginas**, nada menos, en las que también figura mutilada la repetida palabra (ver).

—–

Probablemente existan más casos como estos, por lo que yo creo que sería interesante hacer una lista de ellos poco a poco, entre todos.

Un abrazo. 🙂

* No se puede descartar que sean errores de imprenta.
** No parece que estos puedan ser también errores de imprenta.

Autor: |2018-06-03T19:37:01+00:0003/06/18|Gramática, Léxico general|44 Comentarios

44 Comments

  1. Madri
    Madri 07/01/2019 en 21:28

    Buenas tardes, amigos.

    No sé por qué el apunte de Robin sobre el adjetivo meteorológico me ha recordado haber oído en muchas ocasiones areopuerto en lugar de aeropuerto. Me preguntaba si esto se vería reflejado en la prensa y me he ido a buscar al CREA por si hubiera algún documento recogido. He tenido suerte, pero poquita, porque solo hay uno:

    La tregua instaurada en Bosnia está siendo respetada en todo el territorio de la ex república yugoslava con la excepción del enclave de Bihac y los esporádicos disparos de los francotiradores. Las últimas víctimas de éstos han sido dos “cascos azules” franceses heridos el sábado pasado en la capital bosnia. Uno de los soldados fue herido de un balazo en el suburbio de Dobrinja, y el otro en un puente del río Mijacka, que separa el Sarajevo controlado por las fuerzas gubernamentales bosnias de la zona en poder de los rebeldes serbio bosnios. En la imagen, soldados galos vigilan el areopuerto de Sarajevo.

    Es de El Mundo, de enero de 1995, «Tiro al “casco azul”», un artículo de Peter Andrews. Quería haberlo comprobado en la hemeroteca del periódico, pero en el paso final exigen la suscripción y me he quedado como si me hubieran dado con la puerta en las narices.

    Menos mal que Amando de Miguel, en La perversión del lenguaje (1994), lo confirma de esta manera:

    Como es sabido, el diario ABC es el más activo en la cruzada a favor de la lengua. Son antológicos, por ejemplo, los artículos de Lázaro Carreter y otros académicos. Pero quandoque bonus dormitat Homerus, es decir, hasta los más sabios a veces se distraen. Bien es verdad que el libro de estilo de ABC insiste en que se debe escribir “meteorología” y no de otra forma. El ejemplar del 10 de enero de 1994, remacha que “locutores de ambos sexos se obstinan en pronunciar areopuerto[sic] y meterólogo [sic]”, para ver si con ese aviso se corrigen. Está bien el consejo, pero una gacetilla del mismo ejemplar del diario (pág. 51) se refiere a las “previsiones metereológicas” [sic]. No hay manera.

    Y ahora he de confesar que a mí me resulta más fácil de pronunciar areopuerto. He estado repitiendo la palabrita unas cuantas veces con la intención de pronunciarla bien, pero me escucho diciéndola así. ¿Será verdad?

    Un abrazo

  2. monic 07/01/2019 en 22:29

    ¡Buenas noches! Recibí un correo en el que un compañero de trabajo escribía “picia” cuando el significado era de “pifia”. Esta persona tiene dos o más carreras y veinte mil másters. No puedo daros citas de escritores, pero eso no quiere decir que no hayan cometido errores de este tipo. Como siempre abuso de vuestra buena disposición y bondad 🙂 y os pregunto que si para el DRAE “`picia” existe, ¿cómo nació “picia” y cuál es la diferencia entonces entre las dos?

    Gracias por vuestra paciencia. 🙂 Saludos cordiales

  3. Robin 08/01/2019 en 19:59

    Buenas tardes:

    Hola, Monic: La respuesta a tu pregunta la da en este artículo el académico de la RAE don José Antonio Pascual. Viene a decir que solo es una confusión vulgar de sonidos entre pifia y picia que se ha extendido por algunas regiones.

    De ahí se desprende que son sinónimas, o al menos el señor Pascual no señala ninguna diferencia entre ellas; y sin embargo tienen significados distintos según el DLE:

    pifia
    «2. f. coloq. Error, descuido, paso o dicho desacertado».

    picia
    «1. f. coloq. Acción incorrecta que causa daño o perjuicio».
    —–

    Y el Diccionario Clave también las distingue:

    pifia
    «s.f col. Error, descuido o dicho poco acertado. He hecho una pifia y ahora no sé cómo arreglarlo».

    picia
    «s.f. col. Travesura o acción que provoca perjuicio o molestia. Estos niños tan traviesos siempre están tramando alguna picia».
    —–

    Bien, pues ya he aprendido una cosa más, gracias a ti. 🙂

    Abrazos.

  4. Blasita
    Blasita 08/01/2019 en 22:35

    Hola, Monic:

    Ya te ha respondido estupendamente Robin.

    Yo oigo a veces “picia” por aquí como la define el DLE y el Clave y, con mucha menos frecuencia, con el significado de “pifia”, El contexto en el que oigo “picia” es sobre todo el referido a la conducción; p. ej. El de delante me hizo una picia y casi me hace salirme de la carretera.

    Saludito.

  5. Robin 10/01/2019 en 12:02

    Buenos días:

    Dijimos que en medio no nos gustaba unido, ¿no?, pues ahora es al contrario: no nos gusta que se escriba acerca separado cuando acerca de significa* respecto a; sobre; con relación a… He aquí unas muestras:

    Robert Doisneau definió modestamente su arte como “saber mirar”. Y esa mirada fue más una reflexión a cerca de la sociedad que una crítica o una reivindicación.

    El Mundo, 03/04/1994 : FALLECE A LOS 81 AÑOS EL FOTÓGRAFO ROBERT DOISNEAU.

    También hay diferencias por cursos en el conocimiento de los alumnos a cerca de la utilización del preservativo para prevenir embarazos…

    Revista Medicina de Familia. Andalucía, vol.2, nº 3, 10/2001 : SEXUALIDAD Y SIDA.

    …y lo hace desde una indisimulada perspectiva subjetiva. Indaga a cerca de quiénes son y qué ideología tienen los que van a llegar al Gobierno…

    ABC Cultural, 20/09/1996. UN POLACO EN LA CORTE…

    Recordando las consideraciones teóricas y las observaciones a cerca de la fiabilidad de los datos que se hicieron en el apartado anterior, el Cuadro 4.10 ilustra…

    Julio Vinuesa Angulo (clic). La concentración de la población en las aglomeraciones urbanas. 1993.
    —–

    Abrazos.

    * Por supuesto que no se trata del verbo acercar (él lo acerca de un solo golpe).

  6. monic 10/01/2019 en 18:49

    ¡Gracias por vuestras respuestas sobre “picia”, Robin y Blasita!

    ¿Esos “a cerca” no podrían ser sólo erratas, Robin?

    ¡Saludos!

  7. Robin 10/01/2019 en 22:37

    Sí, Monic, siempre queda la duda de que puedan ser erratas, pero no creo que esa circunstancia se dé en todos los casos (una treintena) que asoman en el CREA.

    En el CORDE no he mirado porque no sé si antiguamente era correcto escribir esa locución con tres palabras. Vamos a preguntar a Madri si se la ha encontrado en el Quijote. (Qué forma de comprometella, jajaja).

    Buenas noches a todos.

    • Madri
      Madri 13/01/2019 en 16:16

      Ha sido un gusto averiguarlo, Robin. Por lo menos, hasta donde me ha sido posible.

      Tanto en la primera como en la segunda parte, aparece “acerca de” en dos palabras. Pero se da la circunstancia de que también se ve “cerca de” con el mismo sentido cuando le precede una palabra que termina con ‘a’:

      … le quiero decir lo que pasa CERCA DE su encantamiento

      … qué te parece a ti que debo yo de hacer ahora CERCA DE lo que mi señora me manda

      Una búsqueda en el “Quijote Interactivo” de la BNE no me ha dado ningún resultado de “a cerca de”, ni siquiera cuando indicaría cercanía de algo.

      Es posible que, como sugiere Monic, en alguna ocasión se deba a una errata, pero es una falta de ortografía bastante habitual.

      Disfrutad de lo que queda del día.

  8. Robin 14/01/2019 en 17:58

    Buenas tardes:

    Igual que las tardes, me parece muy buena, Madri, esa investigación que has realizado a propuesta mía de manera informal, y que tú has tomado completamente en serio. Muchísimas gracias.

    Además, he aprendido que cerca de equivale todavía a acerca de aunque el DLE lo marque como p. us.

    Te confieso que cuando he de utilizar locuciones del tipo en medio, acerca de, encima de, etc. tengo que pararme un momento a pensar cómo escribirlas (en esto no es tan exigente el lenguaje oral, je je).

    Respecto a la última que he citado (encima de), la Academia no admite la forma en cima de, eso está claro, pero aquí mis dudas aumentan porque oigo mencionar con frecuencia a mis familiares extremeños la expresión por cima, y esta sí figura en el DLE sin marcas con el significado de por encima. O sea…

    Un abrazo.

Cualquier aportación u opinión sobre este tema es bienvenido y agradecido. Escriba aquí su comentario